Sin ellas no hay vida

Estos días en el colegio estamos aprendiendo a plantar fresas en el huerto que tenemos y también por distintas zonas de los patios. Sin utilizar venenos ni productos dañinos.

 

El centro educativo pertenece a un proyecto de huertos escolares y participa en una campaña sobre salud patrocinada por la consejería de educación en la que los alumnos-as reciben cada semana y gratuitamente frutas o verduras de nuestro entorno cercano, para comer; como plátanos, fresas, tomatitos cherry, papayos, piña tropical… que en Canarias se cultivan bien.

 

 

El tema de la salud va asociado a comer de forma adecuada. Y el tema de la salud de la Tierra también va en ese sentido.

 

Lo que consumimos debe ser sostenible, respetando a la naturaleza. Y de mayor calidad nutricional. La sobreexplotación o deforestación influyen, como ya sabemos, al utilizar a los animales y sus hábitats como “recursos”, en la destrucción por cuestiones económicas y de consumo.

 

Las nuevas generaciones deben estar más concienciadas sobre esto.

 

Y como incluimos tareas a trabajar como reciclar o preservar el planeta, invitamos a las familias a que cada una realizase una “maceta” con material reciclado, y preferentemente con motivos de animales para asociar que hay que cuidar de todos, respetarlos.

 

 

Les contamos que en El Hogar Animal Sanctuary van a hacer un huerto para que los animales coman bien y sano.

 

Es importante saber plantar y saber la importancia de las plantas para la vida en nuestro planeta. Sin ellas no tendríamos aire para respirar, ni comida para nadie. “Sin ellas, simplemente, no hay vida”.

Pero no vemos su importancia. No las respetamos ni a los animales tampoco. Quizás porque no tenemos contacto con ninguno. Todo está envasado y viene de no sabemos dónde.

 

También les dimos a conocer qué alimentos son sanos y que los animalitos también deben comer saludable, no las sobras ni productos muy procesados o “comida basura para engordar”, esto aplicable a todos los seres vivos. Los animales no están en la Tierra (de todos) para que los usemos, tienen derecho a su propia vida.

 

 

Luego vimos, en educación Infantil, el cuento: “La avellana”, de Éric Battut en el que se ve la colaboración entre varios animales para lograr romper una avellana y cuando descubren que dentro estaba un gusanito le piden disculpas y le ofrecen regalos. Debatimos sobre la narración y resultó muy interesante.

 

Vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=3oHcvCPPtVk

 

Los pequeños oyen mucho sobre reciclado, aprovechar en vez de tirar, cambio climático… y hay que aclararles esas palabras para que su futuro sea el mejor.

 Que las comprendan y hagan suyas es vital.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *